Estudio de la Naturaleza

Los niños son, por naturaleza, curiosos, y la naturaleza es un lugar propicio para que gocen, y apliquen, esa  curiosidad. 

El estudio de la naturaleza los prepara para la comprensión y entendimiento científico que emplearán a lo largo de su educación, por medio de la obervación aguda de la naturaleza que conlleva a descubrimientos científicos naturales y alimenta la sed del conocimiento y más descubrimientos científicos.