Retórica Elemental

Nobis Pacem Homeschool Retórica
Uso del material: 
Uso familiar
¿Es obligatorio?: 
Opcional

$440.00
5
Promedio: 5 (1 voto)

 

Nos  movió a escribir esta Lecciones de Literatura Preceptiva y de oratoria sagrada, en los cuales ningún modelo gentil, profano o sospechoso tiene entrada; sino que, por el contrario, todos los ejemplos están tomados de fuentes purísimas, dando la preferencia entre nuestros clásicos a los de más puro lenguaje y más sana doctrina. Nunca quisimos dar a la imprenta este trabajo, destinado únicamente a servir de norma a nuestros alumnos en el silencio del claustro; y, si lo dimos a luz, fue cediendo a ruegos de ilustres personas que deseaban ponerlo de texto en algunos colegios católicos, como así lo han hecho, y , a Dios gracias, ha tenido tanta aceptación y nos han hecho y hacen tantos pedidos, que para servirlos nos vemos precisados a reimprimirlo por tercera vez. La Literatura preceptiva, objeto de esta primera parte, la subdividimos en dos tratados: retórica y poética. En este último aclaramos y confirmamos las reglas con ejemplos tomados de los mejores poetas. En el primero preferimos los modelos en prosa, aunque casi siempre lleven junto otro en verso, para que el alumno vea que los tropos y figuras retóricas pertenecen por igual a la prosa y al verso. Como esta obrita está dedicada a la juventud religiosa, hemos aumentado los ejemplares al tratar de las figuras, poniendo uno en latín, tomado ya de la Sagrada Biblia, ya de los Santos Padres; pues, aunque concedemos que dichas obras no tienen el latín clásico y puro, defendemos sin embargo, que en ellas hay bellezas retóricas de un orden superior, bellezas a donde no alcanza Grecia con todos sus héroes, ni Roma con todos sus dioses. De esta manera los estudiantes se aficionarán a la lectura de los profetas y santos, relegando al olvido los voluptuosos autores paganos, cuya lectura, cuando no es discreta, acaba por desterrar de los corazones el espíritu cristiano. No presumimos haber hecho un libro nuevo ni original, por aquello de que nihil novum sub solé; pero sí creemos y esperamos que sea útil y provechoso a los futuros ministros del altar, cuyo adelanto y santificación deseamos con todo el alma. El Autor

Vista previa a descargar: 
AdjuntoTamaño
Icono PDF retorica_part1.pdf155.36 KB